Google+ Followers

sábado, 21 de enero de 2012

ATRAPADA EN EL AYER


Los recuerdos del ayer
se me clavan como lanzas;
mi alma vive atormentada
el pasado me amenaza.

Aún hoy oigo tu voz
susurrando en mis entrañas,
en las noches, te deseo,
envuelta en un mar de lágrimas.

El pasado es mi condena
el ayer es mi mañana,
el amor que un día te tuve
vive ahogado en añoranza.

Solo queda en el recuerdo
que guarda con celo el alma
aquel amor que juré;
es la presa que me aguarda.

Los años y el destino
han borrado la esperanza;
ya no tendré más tus besos
pero tú tendras mi alma.


Ana Martos - Enero 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario