Google+ Followers

martes, 28 de octubre de 2014

MUERE LENTAMENTE...



 Muere lentamente todo aquello
 que tus manos acarician...

 La odisea de una agonía
 que nunca termina.
 La afonía de un sentir.
 El silencio ensordecedor
 de un alma.

 Susurros entrecortados
 que hielan la sangre.
 Dedos afiliados
 que rasgan la piel.

   La esperanza fenece...

   Muere lentamente todo aquello
   que tus manos acarician...




         Ana Martos - Octubre 2014.

1 comentario:

  1. Tal vez, en la lentitud de la muerte, brote el resurgir de la vida...

    ResponderEliminar