Google+ Followers

martes, 22 de mayo de 2012

DIME


Dime, en esta
noche de soledad
donde los recuerdos
danzan el baile
de la muerte
y yo me acuno
en sus brazos;
dime, el porqué
de tu destierro.
Dime, si el camino
que un día trazaste
tan solo fue vereda
de espinas y aguijones.
Si tus palabras
fueron bálsamos
de agua fresca
del manantial
de la carencia.
Dime, si tu alma
renegó de tus
abrazos y besos;
dime, que fue 
de lo nuestro...


Ana Martos -  Mayo 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario